domingo, 18 de mayo de 2014

La escuela mata la creatividad

Fuente: TED.com
Cuando hablamos de creatividad en la escuela, por norma general solemos partir de varios errores:
1. En primer lugar, asociamos la creatividad con las artes plásticas: la única asignatura donde los niños pueden desarrollar su creatividad en los colegios es el área de plástica. Fuera de este área, los docentes no damos cabida a la creatividad. En el resto de las áreas (matemáticas, lengua, filosofía, etc.) los profesores obligamos a los alumnos a repetir única y exclusivamente lo ya existente, y no a enlazar los contenidos aprendidos para crear otros. Esto imposibilita que los alumnos formulen nuevas teorías matemáticas, nuevos poemas o nuevas concepciones filosóficas.
2. Otro de los errores es creer que todos los niños pueden ser genios: todos los niños y adultos tienen distintas habilidades, sin embargo, no todos podemos alcanzar el grado de genialidad. Existen infinidad de jugadores de baloncesto con enorme talento, pero no todos llegan a la genialidad de Michael Jordan. Esto no significa que nuestro talento no sirva para nada, al contrario: desarrollar nuestro talento es la mejor forma de alcanzar la felicidad.
3. Un tercer error es pensar que todos los niños que se aburren en clase es porque son muy creativos: esto sucede con algunos alumnos, pero no con todos. Debido a esta idea equivocada, muchos padres creen tener en casa a auténticos genios incomprendidos.
4. Otro error sería pensar que todo vale: es evidente que para ser creativo, lo creado tiene que ser válido. El hacer algo de un modo diferente pero sin ninguna mejora no supone creatividad.
5. El último error sería -precisamente- estigmatizar el error en los alumnos: sin error no hay creación. El error es el proceso necesario para poder crear. Penalizar el error por parte de los docentes supone obligar a los alumnos a no arriesgarse, a no hacer hipótesis, a tener miedo a equivocarse.

Supongo que muchas personas ya conocen el vídeo, sin embargo, nunca está de más volver a verlo. Se trata de una conferencia de Sir Ken Robinson sobre la creatividad en la escuela. A parte de muy ilustrativa, es una conferencia llena de humor y originalidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario