El castigo ante el incumplimiento de las normas

Hace unos días, un docente por twitter comentó que los alumnos valoraban a los maestros que cumplían cuatro claves: ser consecuente, enseñar, escuchar y castigar. Fue leer la palabra castigar y cientos de personas -docentes y no docentes- comenzaron a lanzarse sobre él señalando que aquello de castigar era arcaico, dictatorial, troglodítico, que castigar era como ser un Dios prepotente y vengativo, que castigar era humillar y toda una serie de adjetivos calificativos dignos de una novela de Stephen King.

La hipocresía de felicitar a los maestros

Sé qué este artículo va a ser controvertido, pero no hago más que recoger el sentir de muchos maestros. (Artículo publicado en Viceversa Magazine)
Durante estos días, con motivo del Día del maestro, han sido muchos los que han felicitado a los maestros y han reconocido su labor públicamente, tanto a través de las instituciones como en los diferentes medios de comunicación y redes sociales. Tal ha sido la locura que -como si de repente media población se hubiese tomado un bote entero de prozac en el desayuno- ha habido quien ha comparado a los maestros con una especie de multi profesional incombustible (psicólogo, animador, padre, vigilante, guía), con héroes que luchan incansablemente contra viento y marea, incluso con seres casi divinos con unas cualidades excepcionales. Y la verdad es que todo eso está muy bien, sobre todo porque luego, en el resto de los 364 días del año, contrasta con lo que muchos docentes perciben en el día a día, donde se califica a los maestros de vagos, con demasiadas vacaciones,

Educación en la infancia: ¿vigilancia o autonomía?


Hace un año, estuve visitando un colegio en Alemania. El primer día de la visita me fui media hora antes para reunirme con el director y ponerme un poco al día de las actividades que íbamos a realizar. Después de hablar un rato en su despacho, el hombre me acompañó a dar una vuelta por el centro para que pudiese conocer las distintas aulas.
Mientras íbamos andando -y a pesar de que aún faltaban unos 10 minutos para la hora de entrada-, me fijé en que, a medida que iban llegando, los alumnos entraban al colegio y se metían dentro de sus aulas.

Alimentando el Cambio Challenge: hacia una alimentación saludable

Arranca una nueva edición del premio “Alimentando el Cambio Challenge”. Esta iniciativa reconoce por segundo año consecutivo las buenas prácticas de hábitos de alimentación e hidratación saludables y sostenibles, que tengan lugar en centros educativos de Educación Primaria, tan importantes hoy en día, donde los niveles de obesidad entre menores se están disparando. El propósito de este concurso es reconocer aquellos equipos de niños y niñas que hayan impulsado proyectos innovadores en esta materia en los cursos de 4to, 5to y 6to de primaria, y hayan puesto en práctica su capacidad de solucionar retos y mejorar su bienestar y el de sus compañeros que puedan ser además replicables en otros lugares, con el fin de ayudar a mejorar la alimentación de los niños y niñas de otras escuelas.

La educación emocional es importante... pero las matemáticas también

En los últimos años, están proliferando en la prensa titulares correspondientes a entrevistas a supuestos expertos en educación que dicen que “aprender matemáticas no sirve de nada si no tienes empatía”, “aprender a multiplicar es menos importante que saber gestionar los sentimientos”, “es mejor saber de emociones que aprenderse los ríos”, “no hace falta enseñar conocimientos porque ya existe Google” y cosas espeluznantes por el estilo. Pues bien; llegados a este punto de locura colectiva donde parece que hay que destrozar toda la educación clásica para introducir un currículo puramente sentimental, yo –al estilo de un vendedor de Nespresso- le preguntaría a estos expertos: “Really George?” (¿En serio, Jorgito?).

Proyecto Lumière: el área de lengua a través del cine y las TIC

Hoy os traigo un proyecto muy especial para mí. Se trata de un proyecto que llevamos a cabo tres profesores hace ya unos años y que tuvo un componente profesional y emocional muy importante por los resultados obtenidos. 
Como soy un amante del cine, de la literatura y de las nuevas tecnologías, pensé en como fusionar todo eso y salió este "Proyecto Lumière: la competencia comunicativa a través del cine y de las TICs". un proyecto que recibió una mención como "Prácticas de éxito" de la CARM.
Para realizar el proyecto, recogimos todos los contenidos a trabajar en 5º y 6º de Educación Primaria del área de Lengua y los distribuimos a través de las 10 películas seleccionada que, a la postre, eran las 10 Unidades Didácticas:

La educación afectiva y sexual en el aula

Hoy en día, la educación afectivo-sexual se ha convertido en una demanda de la sociedad basada en el derecho que tienen los menores a ser educados en este ámbito.  La sexualidad es una parte fundamental de las relaciones humanas y es fuente de salud, de placer y de afectividad.
Consideraciones previas
Antes de comenzar a definir lo que entendemos por educación afectivo-sexual, así como de los contenidos y objetivos, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones previas muy importantes a nivel educativo: