lunes, 4 de abril de 2016

¿Queremos que enseñen a nuestros hijos a ser felices?

Mónica Setién me ha pedido mi opinión para el diario ABC sobre la felicidad en la escuela. Cuando les preguntas a muchos padres ¿qué quieres que sea tu hijo de mayor?, muchos responden "me da igual a lo que se dedique con tal de que sea feliz". Parece que todos, sin excepción, lo tienen claro. Sin embargo, cuando hablamos de educar en la felicidad dentro de la escuela, comienzan a surgir las primeras dudas y las primeras críticas. ¿Es que, acaso, no nos importa tanto en realidad la felicidad de nuestros hijos?

Existe hoy en día una preocupación por educar en las emociones. Y sobre este asunto hay tantos defensores como detractores. Sin embargo, muchos de los detractores se equivocan: no se trata de elegir entre matemáticas y educación emocional; se trata de hacer compatibles ambos aprendizajes. 

Aquí os dejo el enlace para que podáis opinar. Como siempre, se ofrecen dos opiniones encontradas; la de Marino Pérez -catedrático de Psicopatología y Técnicas de Intervención en la Universidad de Oviedo-, y la mía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario